Volver a los detalles del artículo Sobre las “reflexiones críticas” al Índice de resiliencia epidemiológica municipal